Cuando la hoja en blanco trata de resistirse

Es difícil escribir en estos momentos de angustia y desasosiego que vive nuestro país, pero es una de las pocas cosas ―créanme― que puede evitar una posible depresión.  Es en estos momentos cuando la hoja en blanco se yergue ante nosotros como un monstruo invencible y nos dice no, me niego a ser usada. Y es también en estos momentos cuando tenemos que insistir, sentarnos frente a ella, las manos firmes sobre el teclado y enamorarla con algunas palabras sugestivas, algo que despierte su interés y se entregue a nosotros como la novia deseada. Es débil a fin de cuentas, nuestra amiga: no resiste un persuasivo galanteo.

Y hablando de desasosiego, les recomiendo el libro de Possoa Libro del desasosiego

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s